Saltar al contenido

Disfraz Pirata

Piratas. Eran marinos que se dedicaban abordar otras naves, y también desembarcar en villas cerca de la costa para obtener botines que llenaran sus bolsas.

Ha llegado el momento de subir a tu barco y surcar los siete mares. Estos disfraces de piratas para mujer y hombre te transformarán inmediatamente en una valiente bucanera.

Los corsarios hacia lo mismo que el pirata, pero autorizados por su gobierno (el monarca), para causar daños a la nación enemiga. Los corsarios tenían un documento que se llamaba Patente de Corso para legalizar sus vandalismos.

Qué son Piratas:

Los piratas son aquellos que cometen actos de violencia o de asaltos en altamar, por mar o por aire, con fines personales traspasando la jurisdicción normal de un país o nación.

Pirata deriva del verbo griego peiran que significa “arriesgar, intentar e ir a la aventura”.

Los piratas son considerados aventureros que se adentran territorios marítimos por tiempos prolongados escondiéndose de las autoridades.

Este espíritu aventurero junto con la extravagancia que afecta a cualquier persona o grupo de personas que se aliena del mundo ha generado una atracción especial por estos personajes como, por ejemplo, el éxito generado por la película “Los piratas del caribe”.

Las personas que ejercen la piratería son llamados piratas. La piratería es un término antiguo que se refería al acto ilícito de expropiación de bienes en alta mar.

Hoy en día, se llama como piratería las copias ilegales de algún producto con derechos de autor como, por ejemplo, la piratería en la industria del cine, libros y músicas llamadas como películas piratas o libros piratas.

Un pirata informático o también llamado hacker es aquel que navega las aguas ilícitas de la web o de la informática para robar información con fines personales.

Los piratas han existido desde que los humanos navegan los mares. El término se empieza a popularizar antes del siglo 9 a.C. ya que todas las naciones con empresas navales legítimas tenían piratas asociados cuyas características como, por ejemplo, un gran sentido de aventura, conocimientos sobre el mar, perseverancia en los proyectos y resistencia en los viajes por barco eran extremadamente valorados.

La calavera ha sido un símbolo de los piratas que representa su faceta violenta y a veces sanguinaria como también una forma de comunicar gráficamente a los otros que se les debe tener miedo y no meterse con ellos.

Historia

Estos temidos hombres ya eran muy conocidos más de cuatros cientos años antes del nacimiento de Cristo. Los griegos llamaban, a los saqueadores de navíos, «piratas» que significa los que atacan, ya que les saqueaban, mataban cuando atacaban a los barcos en medio del mar. Con el tiempo los piratas eran llamados de otras maneras pero el nombre de corsarios era denominado a los piratas legales, ya que había gobiernos, como el inglés en el siglo XVI, que compartían sus ganancias con ellos.

En la primera época del Medioevo, hacia el siglo VIII D.C los vikingos eran los temidos piratas que asolaban las costas europeas. Atacaban a todo ser viviente en toda Europa Occidental; sus actividades favoritas eran: quemar, matar y saquear. Sus famosos barcos “drakkars” que podían medir más de 23 m de eslora, con una sola vela central era su principal herramienta.

En el siglo XVI vuelven a resurgir con fuerza de la mano de la reina de Inglaterra, Isabel I.

La reina legalizó la escuadra de piratas ingleses del capitán Francis Drake- temido pirata y embarcaciones españolas. La reina anglicana le otorgó el titulo de “Sir” –caballero de la corona inglesa-Para muchos ingleses, por entonces, le tuvieron de héroe nacional; para los españoles, un verdugo, un asesino y un ladrón al servicio de la reina más protestante de Europa.

Hubo también mujeres metidas a piratas, pero son escasos los nombres de ellas. En Irlanda en el siglo XVI fue famosa una pirata llamada Grace O’Malley (Gráinne Ni M’háille en irlandés gaélico).

Esta mujer de la que cuentan era muy bella, era de noble cuna y una gran navegante. Tenía su propia flota de embarcaciones y residía en el condado de Mayo (al oeste de Irlanda- en la misma bahía de Clew). Con unos treinta años de edad ya tenía bajo su mando a un gran grupo de piratas y con ellos atacó las costas de su país, ya en poder de los ingleses, con numerosas embarcaciones. A los 63 años de edad pidió al rey de Inglaterra el perdón real- y eso que tuvo que negociarlo con el monarca- y luego se retiró a un lugar desconocido hasta el fin de su vida.

En el siglo XVII podemos decir que fue un siglo muy conocido por los ataques piratas en el Caribe y en Océano Atlántico contra la armada española, inglesa o francesa. Entre 1630-1697 los piratas tomaron América Central como su principal sede. Allá donde iban sembraban el terror, sobre todo en el mar caribeño. En Port Royal, por ejemplo, fue famosa por ser la base de piratas más famosa del mundo.

Los británicos arrebataron la isla jamaicana, donde estaba Port Royal, en 1655, pero el 7 de junio de 1692, un terremoto la destruyó, aún así se encontraron piezas muy importantes que nos indica como vivían los piratas en tierra. Por entonces toma relevancia New Provindence (Nueva Providencia) en la isla de las Bahamas que fue declarada como República Pirata entre 1715-1720. Su gobernador, el famoso ex pirata, Woodes Rogers (1679-1732) ofrecía el perdón real de Inglaterra si los piratas dejaban su vida como tales. Lamentablemente para el gobernador muy pocos quisieron cambiar.

En el siglo XIX hizo furor las costas africanas, por lo que muchos piratas frecuentaron aún más estas costas. Siempre África fue un continente unido a la piratería berberisca y a los piratas que huían del Caribe tras los galeones españoles al Mediterráneo. Por ello ya en el siglo XVI son conocidos los ataques piratas en las costas españolas-sobre todo del mediterráneo en busca de tesoros y lingotes de plata o de oro. Muchos piratas entendían que España debía ser muy rica por la gran cantidad de tesoros, joyas, piedras preciosas y mercancías que traían en sus embarcaciones desde las Américas. Por ello muchos pensaron que atacar las costas españolas era donde podrían enriquecerse.

Los corsarios berberiscos si hicieron muy famosos en el siglo XVI, en la época del emperador Carlos V. Saqueaban las costas europeas del sur y capturaban- cuando no mataban o esclavizaban- a los marineros católicos europeos.

En las costas del Mar Rojo, del Océano Índico, el mar de Arabia o el Golfo Pérsico, también estaba invadida de piratas en busca de riquezas.